In Arizona, juvenile crimes are treated differently than crimes committed by adults. However, this doesn’t minimize the severity of criminal charges for a juvenile in Arizona. The repercussions are just as scary, if not scarier when your child’s future is on the line. So, as a parent, you’re left wondering what to expect in juvenile court. 

¿Necesito un abogada de defensa penal juvenil en Arizona?

Cuando su hijo tiene problemas legales, es posible que no sepa qué esperar. Probablemente sepa algo sobre el sistema de tribunales penales para adultos, que puede ser aterrador incluso para un acusado experimentado. Pero los delitos de menores se manejan con menos rigidez que los de adultos porque el objetivo no es necesariamente castigar a un niño, sino guiarlo hacia una vida productiva brindándole el apoyo que necesita para crecer y prosperar.

Por lo tanto, a menos que un niño cometa un delito tan grave como homicidio or any other Arizona violent crime that causes bodily harm to another person, the goal is treatment and rehabilitation, not necessarily incarceration, unless a judge deems there is no other option.

As a trusted and caring advocate for juveniles caught in the juvenile court system, attorney Belén Olmedo Guerra dedicates herself to helping your child get the help they need while leading their case to resolution. To help you understand what your child faces when charged with a crime, Belén Law Firm explains the process.

¿Qué es el proceso de justicia juvenil?

Governed by the Arizona Children’s Code,  juvenile courts have their own rules of procedure and have more flexibility to decide the consequences for a child with criminal charges while still mindful of their basic rights.

Cuando un niño comete un delito, generalmente asumimos que el niño carece de la capacidad para tomar decisiones responsables. Porque, como sabemos, el cerebro aún no se ha desarrollado completamente. Debido a este y otros factores fuera del control del niño, como negligencia o condiciones de vida violentas, abusivas o inseguras, los tribunales de menores tienen discreción para responder y decidir el curso de acción apropiado. A menos que un niño sea un peligro para los demás, la mejor opción puede ser evitar un centro de detención de menores, que podría conducir a un comportamiento aún más negativo.

Un juez, que a menudo toma en consideración los comentarios de los profesionales de los tribunales de menores, trabajadores sociales, terapeutas, oficiales de libertad condicional y las apelaciones de los miembros de la familia, puede decidir alternativas a la detención, que incluyen:

  • Colocación con un miembro de la familia o un amigo adulto de confianza, especialmente si el niño no puede ser manejado en casa o si ha sido descuidado, abusado o expuesto a condiciones inseguras.
  • Colocación temporal en un hogar de grupo terapéutico.
  • Colocación en un centro de salud mental u otro hospital para recibir ayuda con una intervención terapéutica intensiva o atención médica.
  • Compromiso con el Departamento de Servicios Humanos para la colocación en un programa residencial u otro programa de reforma.
  • Entrenamiento para el manejo de la ira y el control de impulsos.
  • Servicio comunitario obligatorio y asignado.
  • La corte ordenó la adquisición de empleo.
  • Transferencia a una escuela mejor diseñada para satisfacer las necesidades del niño.
  • Libertad condicional.
  • Arresto domiciliario.
  • Pago de multas y restitución.
  • Es hora de reflexionar en un centro de detención de menores.

¿Qué tipo de casos se escuchan en el tribunal de menores?

En un tribunal de adultos, un acusado soporta un juicio o se declara culpable ante un juez y / o jurado de un tribunal federal, estatal o del condado. Desde aquí, el tribunal absuelve al acusado o lo declara culpable. Por otro lado, un menor no tendrá un juicio. En cambio, pasan por una "adjudicación". Una audiencia de adjudicación ocurre únicamente ante un juez. Luego, este juez decide si el niño ha cometido el delito que se le imputa.

En la corte de menores, cuando el estado determina que el niño es responsable de lo que se le acusa, el niño recibe una "disposición". En ese momento, un juez tiene la discreción de decidir las consecuencias apropiadas para el crimen del menor. Y en lugar de etiquetar al niño como un criminal convicto, Arizona los llama "delincuentes".

The exception to this process is when a 16- to 17-year-old Arizona juvenile is charged with murderagresión sexual criminal agravada, robo a mano armada u otros delitos violentos o si han recopilado una cantidad sustancial de casos judiciales de menores. En estos casos, Arizona ciertamente puede probarlos como adultos.

El abogada defensor de menores de Phoenix lucha por los derechos de su hijo

Whether you believe your child is innocent or they have acknowledged they’re guilty of a crime, it’s critical that they have a criminal defense attorney experienced in juvenile law to represent them. A child entering a court alone may encounter many unfair conditions. For instance, the State typically punished boys more harshly than girls. Or, because of their socio-economic status, race or ethnicity, they may be discriminated against in the system.

Evite la corte por cargos de menores

Sin una representación adecuada que mitigue la gravedad de la disposición de sus cargos, el futuro de su hijo puede verse irrevocablemente dañado. ¿Cómo? Si el tribunal los encuentra delincuentes por un delito menor o grave. Arizona sella los registros de disposición criminal del menor de todos menos de la policía, los tribunales y los fiscales. Pero si un menor tiene antecedentes penales, las escuelas, las guarderías, los hospitales y las empresas de seguridad también pueden acceder a la resolución del caso.

Además, el estado de Arizona no sella automáticamente todos los registros de justicia juvenil a los 18 años de edad. Posteriormente, pueden solicitar sellar un registro de menores. Esto puede suceder seis meses después de la finalización de la infracción y la terminación de cualquier período de prueba asignado.

If a juvenile wants to pursue higher education,  junior colleges and universities may not accept them, once they have a spot on their record. Also, if they do make their way into college, they may have trouble obtaining financial aid from the state.  Furthermore, they may face challenges in obtaining employment or rental housing and may face immigration issues. In the worst-case scenario, the court remands your child to a juvenile detention facility. In that case, they could potentially come out worse than they went in.

Por lo tanto, es fundamental para su hijo, que puede haber cometido un grave error de juventud, tenerlo a USTED, como padre, de su lado. Eso incluye contratar a un abogada calificado en defensa criminal que conoce el sistema juvenil de Arizona y estará del lado de su hijo junto con usted.

La corte de delincuencia juvenil es intimidante

Practicing attorneys oftentimes overlook the importance of appropriate behavior and providing a compassionate legal ear to families. However, Attorney Belén takes much pride in her ability to slow down. She not only defends minor clients, but she also becomes the calm and trusted voice of reason.  It’s difficult to be a strong parent when you, as the parent, are trying not to fall apart yourself. Hiring an attorney who recognizes the importance of this can be invaluable.

Comuníquese con la abogada de defensa penal juvenil de Phoenix, Belen Olmedo Guerra

During a free initial consultation, our attorneys will review your child’s case. From here,  Abogada de defensa criminal en Phoenix Belén Olmedo Guerra will assess the case and explain the strategies necessary for the best outcome. She’s committed and wants the best future for your child. So, rest assured, we’ll approach their case with passion and dedication. We’re fully committed to helping them get on the right path toward a productive future.

To begin what may be the fight of your child’s life and have all your legal questions answered, contact the Bufete de abogadas Belén a (602) 715-0908 para programar una consulta gratuita y sin compromiso para usted y su hijo. Se aceptan llamadas 24/7.