Escuchas telefónicas

Defendemos a los acusados de todo tipo de delitos

Escuchas telefónicas

Abogado profesional y experimentado: disponible 24 horas al día, 7 días a la semana

En la era de la tecnología, no sorprende que los fiscales hayan comenzado a utilizar la tecnología de escuchas telefónicas para reunir pruebas contra un acusado en la corte. Este tipo de técnica de vigilancia generalmente solo se usa para investigar delitos graves como secuestros, homicidio, delitos de drogas y delitos de cuello blanco. 

Es importante recordar que las leyes de escuchas telefónicas brindan pautas estrictas sobre cómo la policía y los fiscales pueden recolectar evidencia a través de este tipo de vigilancia. Si sospecha que pudo haber sido escuchado, sus próximos movimientos son cruciales. Es importante que tenga a alguien de su lado que esté familiarizado con las leyes y regulaciones relacionadas con las escuchas telefónicas para asegurarse de que su privacidad esté protegida y sus derechos no sean violados.

Conoce a uno de los más reconocidos Abogados de defensa criminal de Phoenix: Belén Olmedo Guerra. En Belén Law Firm, nos dedicamos a proteger sus derechos y garantizar que las prácticas ilegales de escuchas telefónicas no se utilicen en su contra. 

¿Qué son las escuchas telefónicas?

Una escucha telefónica no es un dispositivo específico, sino un término que se usa para describir lo que una agencia pretende hacer. Se llama escuchas telefónicas porque, antes de que existieran las comunicaciones inalámbricas, la policía y los fiscales cortaban un cable telefónico que transportaba las señales de un teléfono a otro. Al cortar o "tocar" el cable, podían monitorear y vigilar las comunicaciones de un sospechoso. 

En estos días, con la mayoría de los teléfonos inalámbricos, es mucho más fácil para los agentes piratear la señal de un teléfono celular e interceptar las telecomunicaciones de esa manera. También es cada vez más común realizar escuchas telefónicas en otros dispositivos electrónicos como computadoras, ya que gran parte de la comunicación mundial se realiza ahora a través de Internet. 

¿Cómo funcionan las escuchas telefónicas?

En el pasado, las escuchas telefónicas requerían que los investigadores fueran a la oficina central de la compañía telefónica y cortaran físicamente las líneas telefónicas de cobre con pinzas de cocodrilo. Ahora, las escuchas telefónicas colocan a los operadores de telefonía e Internet en el centro de la investigación. Si un investigador obtiene la aprobación de un juez para intervenir sus llamadas, primero deberá comunicarse con su proveedor. Con la documentación adecuada proporcionada y la autoridad establecida, el operador debe permitirles interceptar sus llamadas. 

Existen leyes que exigen que los operadores de telefonía de EE. UU. Y otros proveedores de comunicaciones se adhieran a estas intercepciones legales. Estos son:

Cuando el operador otorga acceso, un tercero puede escuchar inmediatamente en tiempo real o las llamadas se pueden grabar y reproducir más tarde. En el caso de los teléfonos móviles, es probable que los mensajes de texto también sean interceptados.

¿Cuánto dura una intervención telefónica?

Las escuchas telefónicas generalmente duran un mes, un período de treinta días. Sin embargo, los investigadores pueden solicitar una extensión en el grifo de un juez. Una vez que finaliza la intervención, la ley exige que los agentes cesen todas las intercepciones e informen a cualquier persona involucrada en la investigación que sus conversaciones fueron interceptadas. Esto significa que cualquier persona que haya llamado al acusado bajo vigilancia y haya tenido una conversación con él, sin importar de qué se trate, debe ser informado. 

¿Cuáles son algunas defensas en casos de escuchas telefónicas?

Las regulaciones y procedimientos que rodean las leyes de escuchas telefónicas son relativamente extensos. Si no se obedecen estas leyes, los abogados defensores trabajarán para demostrar que el gobierno sobrepasó sus límites y que el caso sea desestimado. Algunas defensas que su abogado de escuchas telefónicas puede argumentar incluyen las siguientes:

  • Las autoridades no agotaron otros recursos antes de recurrir a las escuchas telefónicas
  • Se violaron los derechos constitucionales, incluidas las protecciones contra registros e incautaciones ilegales.
  • Las intercepciones se llevaron a cabo fuera del alcance limitado permitido por la ley y los hechos circunstanciales.

Las defensas contra las escuchas telefónicas requieren un conocimiento profundo de la ley federal y las regulaciones que rodean las técnicas de vigilancia como las escuchas telefónicas. Solo un profesional legal capacitado como Belén puede argumentar efectivamente los puntos anteriores, entre otros, ante un tribunal de justicia. 

Requisitos de la orden de escuchas telefónicas

Existen procedimientos muy estrictos para los investigadores, no solo cuando realizan el acto de escuchas telefónicas, sino incluso antes de que puedan obtener una orden judicial. Hay varios requisitos que deben cumplirse para obtener este tipo de orden judicial. En primer lugar, los investigadores deben tener la autorización adecuada. En Arizona, una intervención telefónica debe ser autorizada por el Fiscal General, el Fiscal General Adjunto o el fiscal principal de Arizona.

A continuación, una solicitud de orden de intervención telefónica debe proporcionar una declaración que incluya (pero no se limite a) la siguiente información:

  • Agencia y agente (s) que solicitan la intervención telefónica
  • Declaración de los hechos
  • Técnicas de investigación anteriores que no han demostrado ser exitosas en la recopilación de pruebas.
  • Período de tiempo en que se llevará a cabo la intervención telefónica (30 días como máximo, a menos que se otorgue una extensión mediante una nueva solicitud)

Antes de recibir una orden judicial, los agentes también tienen la tarea de convencer al tribunal de que las escuchas telefónicas son realmente necesarias en su investigación porque todas las demás opciones no han tenido éxito. Esto significa que han agotado todas las demás técnicas, incluida la vigilancia física, la interceptación de correo, el uso de dispositivos de rastreo y más. Esencialmente, las escuchas telefónicas deben ser el último recurso de los investigadores para recopilar pruebas para su caso.

Escuchas telefónicas ilegales

Como hemos mencionado muchas veces antes, existen varias leyes que regulan la técnica de vigilancia de las escuchas telefónicas. El incumplimiento de estas regulaciones indica una intervención telefónica ilegal. Primero, y quizás lo más obvio, las escuchas telefónicas sin una orden judicial son ilegales. La interceptación sin orden judicial podría dar lugar a la desestimación del caso por completo.

Si y cuando se otorga una orden judicial, hay ciertos casos en los que a los agentes se les prohibiría escuchar. Por ejemplo, las conversaciones entre una pareja casada, con un proveedor médico o de seguros o con un abogado no están dentro de su ámbito de interceptación. 

Mientras se promulga la orden de escuchas telefónicas y las llamadas se interceptan regularmente, los investigadores deben proporcionar informes continuos de sus hallazgos al tribunal. No proporcionar estos informes a los intervalos adecuados (generalmente después de 10 a 15 días) se consideraría una intervención telefónica ilegal. 

También sería ilegal el uso de escuchas telefónicas después de que haya expirado el tiempo permitido. La interceptación no puede durar más de 30 días. Si durante esos 30 días, los agentes descubren nueva información que requiere una mayor investigación, pueden solicitar una extensión de tiempo. Solo si el tribunal lo concede, podrán seguir utilizando estas prácticas de escuchas telefónicas. 

Dentro de los 10 días siguientes a la terminación de la interceptación legal, los investigadores deben proporcionar todas las grabaciones al juez. Estas grabaciones y cualquier evidencia obtenida a través de ellas se sellarán y usarán a su discreción. 

Comuníquese con un abogado de escuchas telefónicas en Phoenix

El sistema judicial federal tiene leyes y procedimientos específicos que deben cumplirse estrictamente, especialmente cuando se trata de escuchas telefónicas. Es por eso que necesita un experimentado abogado de delitos federales en su caso. Belén Olmedo Guerra es una Abogado de defensa criminal de Phoenix que no solo es elegible para ejercer a nivel estatal sino también a nivel federal. Ella está bien versada en los matices de los tribunales federales y las reglas de escuchas telefónicas, lo que garantiza que su caso no se vea obstaculizado por errores de procedimiento.

Si cree que está siendo escuchado actualmente o probablemente lo recibirán pronto, o si ya lo ha sido y necesita representación legal, llame al bufete de abogados Belén hoy. Puede comunicarse con nosotros en 602-715-0908. Ofrecemos evaluaciones de casos gratuitas y estamos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Configure su consulta gratuita

Lo que dicen nuestros clientes